El vínculo entre aprendizaje y naturaleza está considerado como un factor de enorme importancia en el desarrollo intelectual y emocional del alumno. Por ello, parte de nuestra enseñanza diaria se desarrolla en aulas al aire libre donde nuestros alumnos disfrutan de un entorno estimulante mientras aprenden en relación directa con el medio.

El juego es el principal camino que los niños tienen para conocer el mundo que les rodea. Por esta razón contamos con diferentes áreas de aprendizaje creativo, tanto en el exterior como en el interior, para fomentar la investigación, la autonomía y la cooperación entre los alumnos.

De este modo, practicando con juegos de arena, agua o espuma, los niños descubren las matemáticas, las ciencias naturales, la lectura, la escritura, las artes, el ejercicio físico, y tantas otras disciplinas. Todas ellas forman parte del itinerario interior y exterior para que los profesores orienten a los alumnos en la cultura del esfuerzo, la observación y el análisis crítico.

Un comedor diseñado específicamente para los alumnos de esta edad asegura un entorno cálido y confortable donde, supervisados constantemente por profesionales especializados, aprenden hábitos saludables y fomentan su madurez e independencia en torno a la comida.

Si desea más información contacte con nosotros





He leído y acepto la política de privacidad.