Comedor y Cocina

Con el fin de obtener una alimentación de calidad, el colegio dispone de cocina propia y presta servicio de comedor para todos sus alumnos.  

Todos los menús han sido estudiados y aprobados por el médico del colegio y el jefe de cocina que también supervisa el proceso -desde la compra- para ofrecer una alimentación sana y equilibrada. La comida es elaborada siguiendo la dieta mediterránea y, al mismo tiempo, siendo del gusto de los alumnos.

Los más pequeños, de uno a dos años, disponen de un menú adaptado a sus necesidades. Dado que la mayoría están aprendiendo a comer sólidos, sus primeros platos son triturados y, según los consejos pediátricos, alternan verduras, carne, huevo y pescado, para que su alimentación sea variada y saludable.

Estos alumnos tienen su propio comedor y están supervisados constantemente por profesionales especializados. Poco a poco, su alimentación va variando para incorporar alimentos sólidos y fomentar su madurez y su autonomá.

A partir de los dos años, los alumnos de Nursery y Reception cuentan con comedor propio supervisado en todo momento.

Los segundos platos siempre van acompañados de ensalada o verdura, y la fruta se ofrece todos los días. Queremos que nuestros alumnos se acostumbren a comer fruta, ofreciéndosela natural, pelada y preparada para que resulte más atractiva.

Las señoritas del comedor reparten la comida en las bandejas de los alumnos sirviéndoles tres platos: primero, segundo y postre. Además, supervisan que a su término se lo hayan comido todo, tomando nota de cualquier anomalía. Si se detecta cualquier problema de alimentación, se comunica enseguida a los padres para poderlo superar.
Dado que el servicio de comedor no acepta comida externa al colegio, nuestros especialistas diseñan, cocinan y supervisan dietas específicas para todos los alumnos que lo precisen; bien sea por motivos alérgicos, médicos, religiosos, etc.

Intolerantes a la lactosa, alérgicos al gluten, al huevo, vegetarianos… Todos los criterios son tenidos en cuenta preparándose menús independientes y personalizados. También disponemos de una cocina específica para preparar los menús alérgenos.

Con la idea de fomentar una dieta completa y saludable para sus hijos tanto en el colegio como fuera, el Chef de cocina recomienda:

  • Potencie el consumo de pescado en su hijo. Por ejemplo, tres veces a la semana.
  • Recuerde que comer atún en conserva es una manera más fácil de conseguir que consuman pescado.
  • En el colegio toman fruta todos los días de la semana. Fruta natural, pelada y sin aditivos. Pueden completar sus raciones de fruta por la noche o en la merienda con un zumo de fruta natural.
  • Aumente el consumo de verdura ofreciéndoles hervidos o purés.
  • Las legumbres deberían formar parte de su dieta, por ejemplo, dos veces a la semana. Las lentejas son una buena opción, incluso por la noche.
  • Como en el colegio toman carne blanca, puede completarles el menú con carne roja: ternera, cerdo, cordero…
  • El consumo de leche debe ser equivalente a medio litro diario. Potencie los lácteos (quesos, yogures…) para completar las tomas del desayuno.
  • Racione su consumo de dulces.
  • Si ofrece a su hijo bollería, es mejor que la compre de hornos tradicionales y no productos industriales que llevan grasas saturadas.
  • Ofrecer croquetas caseras con bechamel y verduras muy troceadas es una buena manera de invitarles a comer verduras ‘disfrazadas’.